El ácido hialurónico es una de las sustancias de mayor uso en la medicina estética actual, por su alta capacidad de retención de agua y su efecto de relleno de arrugas o como moldeador de algunas zonas de la cara.

Existen diferentes tipos de ácido hialurónico según su consistencia, y se emplea uno u otro según las necesidades de los pacientes ya que cada uno cumplen mejor su función:

Lineal o no reticulado

En este caso, las moléculas de ácido hialurónico están libres y se utilizan básicamente para hidratar la piel mediante pequeñas inyecciones. Se administra a través de mesoterapia, pequeños pinchazos en la dermis, y su objetivo es captar agua e hidratar la piel.

Reticulado

El ácido hialurónico reticulado es la misma molécula que el anterior, pero reticulada, es decir, compactadas y entrelazadas entre sí para darles una mayor solidez. En esta ocasión, no capta agua, sino que voluminiza, es decir, que da volumen a las zonas que han perdido volumen con el paso del tiempo por la reabsorción de la grasa. Esto provoca que la piel, que está por delante de estas estructuras, caiga.

Cuando inyectamos el ácido hialurónico reticulado, vectorizamos la cara a través de pequeños volúmenes y se produce un efecto lifting mecánico moderado.

Por lo que el ácido hialurónico reticulado está indicado para pieles con flacidez, cuyos signos principales son los surcos nasogenianos marcados, las arrugas debajo de los labios, las comisuras, cuando cae el perfil mandibular… Se emplea en casos de flacidez de leve a moderada.

¿Qué ventajas tiene el ácido hialurónico respecto a otras técnicas?

Es mucho más natural

El resultado del ácido hialurónico produce un efecto muy natural, con el que consigues que te digan: qué bien te veo y no ¿qué te has hecho?

Es temporal

Para muchos, esto podría ser una desventaja, pues si quieres que el efecto sea permanente, deberás repetir el tratamiento con el paso del tiempo.

No tiene contraindicaciones

Al ser una sustancia presente en nuestro organismo, no es necesario hacer test de alergia, no hay contraindicaciones, pues se trata de una sustancia biocompatible con nuestro organismo.

El ácido hialurónico se ha convertido en la sustancia antiedad por excelencia, el tratamiento estrella aplicado para recuperar volúmenes, hidratar, rellenar arrugas y dar firmeza por su gran capacidad de retener agua.

Reserva tu primera cita gratis ahora

Si quieres más información sobre los tratamientos con ácido hialurónico, puedes llamarnos y solicitar una primera visita que es gratuita donde te asesoraremos, responderemos todas tus dudas y te propondremos un tratamiento personalizado para ti. ¡Descubre lo que el ácido hialurónico puede hacer por ti!

Entradas recomendadas